Descubre como vivir saludable de una manera 100% natural, completo y efectivo.
    • 24 JUL 17
    • 0

    La presión arterial alta, conocida como hipertensión, es uno de los trastornos cardiovasculares que está poniendo en riesgo la vida de millones de personas en todo el mundo.

    Se produce cuando las arterias se engrosan u obstruyen, lo que hace que la presión de la sangre incremente de forma considerable tras sobrecargar las funciones del corazón.

    En caso de estar tomando un tratamiento médico para tratar la presión sanguínea deberemos consultar con el especialista antes de consumir estos remedios por si pudieran tener efectos adversos

    Como consecuencia, se debilita el músculo cardíaco y, a su vez, se compromete la salud de órganos como los riñones, el páncreas y el cerebro.

    Además, cuando no se controla de forma oportuna, incrementa la posibilidad de sufrir ataques cardíacos, derrames cerebrales y otros trastornos graves que afectan la calidad de vida.

    Debido a esto es fundamental mejorar los hábitos de vida y recurrir a remedios cuyas propiedades faciliten su control.

    5 Hierbas Curativas para Controlar la Presión Alta

    1. Valeriana

     

    Infusion ValerianaLa valeriana es una hierba con propiedades sedantes, antiinflamatorias y anticoagulantes que pueden ayudar a mejorar la presión arterial.

    Sus activos naturales controlan la tensión ocasionada por el estrés y, tras estimular la circulación, ayuda a restablecer el ritmo cardíaco.

    Por otro lado, es un tranquilizante natural que puede reducir el dolor muscular, la depresión y el insomnio.

    ¿Cómo utilizarla?

    • Consume hasta 10 gotas de extracto de valeriana al día.
    • Prepara la infusión de la planta y tómala una hora antes de ir a dormir.

     

    2. Cola de caballo

    Un gran número de casos de pacientes con hipertensión están relacionados de forma directa con la retención de líquidos que padecen constantemente.

    Este trastorno, conocido como edema, afecta el paso de la sangre a través de las arterias y sobrecarga el corazón.

    La cola de caballo es una hierba diurética que, tras ser ingerida, estimula la eliminación de líquidos y desechos para facilitar el alivio de este trastorno.

    ¿Cómo utilizarla?

    • Prepara una infusión de cola de caballo seca y consúmela 2 o 3 veces al día.
    • Repite el remedio, como mínimo, 3 veces a la semana.

     

    3. Orégano

    Infusion OreganoEl orégano cuenta con un ingrediente activo conocido como carvacrol que, tras ser asimilado en el organismo, contribuye a disminuir la presión arterial alta.

    Esta sustancia ejerce un efecto antiinflamatorio y vasodilatador que, en conjunto, regula el ritmo cardíaco y el paso de la sangre a través de las arterias.

    ¿Cómo utilizarlo?

    • Por su exquisito sabor, es ideal para condimentar carnes, guisos, sopas y otras recetas.
    • Lo puedes preparar en infusión o, si gustas, agrégalo en tus batidos.

     

    4. Lavanda

    Un masaje corporal con aceite esencial de lavanda puede ayudar a estimular la circulación de la sangre para disminuir, en poco tiempo, la presión arterial elevada.

    Además de ser un poderoso relajante, esta hierba es un vasodilatador natural que relaja y expande los vasos sanguíneos.

    Su aplicación externa, además de su consumo, es uno de los mejores complementos para mantener la tensión en niveles estables.

     

    5. Diente de león

    Infusion Diente de LeonAl igual que la planta anterior, el diente de león es un potente diurético que puede mejorar el funcionamiento renal para lograr una óptima eliminación de sales y líquidos.

    Sus propiedades antiinflamatorias ayudan a restablecer la salud arterial y, de paso, ayudan a proteger el músculo cardíaco.

    ¿Cómo utilizarla?

    • Toma 2 tazas de infusión de diente de león cada día.
    • Usa la infusión de la planta para preparar jugos o batidos.

     

    Dejar una comentario →

Dejar un comentario

Cancelar comentario